¿ERES MAYOR DE 18 AÑOS?

Queremos Compartirte
un buen suceso

Si No

Conoce nuestro proceso.

Preparamos nuestro mezcal con todas
las de la ley.

En un recóndito lugar de Oaxaca, descansa un tesoro guardado por siglos. Mágico líquido cristalino. Mezcla perfecta entre mito, sabor y tradición. Ideal acompañante en los mejores momentos.


Mezcal joven 100% agave espadín a 40º. Herbal y ligeramente ahumado al olfato. De estilo intenso y vívido con una entrega controlada. Armonioso y redondo al paladar, aterciopelado en su textura, pronunciado en intensidad y suave en la entrega. De gran abundancia y complejidad en sabores, destacan las notas herbales y cítricas.



bs_01o1 –
Dejamos crecer el agave de 8 a 10 años hasta que alcance la madurez requerida. Los seleccionamos y cortamos manualmente.

bs_02o2 –
Se rasura hasta dejar solamente la “piña”. Nuestro mezcal utiliza únicamente agaves espadín para su elaboración.

bs_03o3 –
Posteriormente, pasamos a la cocción de las piñas, la cual se lleva a cabo en un horno construido a partir de un agujero cavado en la tierra. Este horno es pieza fundamental de la identidad de los mezcales. Los materiales utilizados para la cocción son leña, piedras, bagazo y tierra para tapar el horno.


bs_04o4 –
Machacamos las piñas, cocidas en pedazos pequeños y las molemos para extraer sus jugos. La molienda o trituración se lleva a cabo utilizado un molino de piedra.

bs_5o5 –
La fermentación de los azúcares se lleva a cabo en tinas de madera. Se deja fermentar durante un tiempo aproximado de 14 a 30 días, tomando en consideración la temperatura ambiente y la altitud. Ningún tipo de químico es añadido.

bs_6o6 –
La fase de destilación del tepache se lleva a cabo en destiladores de cobre con acero inoxidable. Se ajusta su grado alcohólico y Buen Suceso nace.